¿Qué sembrar en primavera?


Ha llegado la primavera y es momento de preparar nuestras siembras y almácigos para la cosecha de verano. A continuación, una lista con los cultivos que puedes sembrar en esta época del año. ¡Suerte!

 

CULTIVOS DE HOJAS

Este tipo de cultivo se refiere a que la parte comestible de la planta es principalmente sus hojas.

 Acelgas: Se deben plantar las semillas a una distancia de 40 cm. entre ellas y necesitan una profundidad de tierra mínima de 25 cm. Se pueden cosechar luego de 8 semanas desde la siembra.

Berros: La siembra de berros se hace por semilla. Se cosecha al mes o 2 meses de sembrado, según preferencia. La cosecha se hace quitando los brotes laterales, jamás la planta de raíz ya que de lo contrario no saldrán más brotes. Necesita abundante agua (constantemente estar inundada) y mucha sombra. Se deben plantar a una distancia de 10 cm. entre ellas y  la profundidad de tierra mínima es de 15 cm.

Habas: Se deben plantar las semillas a una distancia de 15 cm. entre ellas y a una profundidad de tierra mínima de 25 cm. Se pueden cosechar en invierno luego de 3 meses desde su plantación.

 Espinacas: Se deben plantar las semillas a una distancia de 25 cm. entre ellas y a una profundidad mínima de 15 cm. Se pueden cosechar luego de 2 meses desde su plantación, incluso en  invierno.

 Lechugas: Las semillas de lechuga se deben sembrar a una distancia de 25 cm. entre ellas y a una profundidad de tierra mínima de 10 cm. Se pueden cosechar de 20 a 65 días después de la siembra.

CULTIVOS DE TALLOS

Este tipo de cultivo se refiere a que la parte comestible de la planta es principalmente su tallo.

Apio: La siembra del apio debe ser a principios de primavera, es decir a fines de septiembre. Tarda 5 meses en estar en condiciones de cosecharse. Necesita un poco de sombra y humedad constante para poder crecer bien. La siembra debe ser con semillas en almácigo y no en tierra directa. Para consumir el apio se debe sacar de raíz, no es una planta que rebrote. Se debe plantar a una distancia de 35 cm. entre ellas y a una profundidad de tierra mínima de 35 cm.

CULTIVOS DE RAÍZ

Este tipo de cultivo se refiere a que la parte comestible de la planta es principalmente su raíz.

 Ajo: La siembra del ajo no se hace por semilla, sino que se planta un diente de ajo y este rebrota. Se deben plantar a una distancia de 20 cm. entre ellos y a una profundidad mínima de 25 cm. Tarda 3 meses y medio en estar listo para la cosecha.

Zanahorias: Necesitas plantar las semillas a una distancia de 15 cm. entre ellas y a una profundidad mínima de 25 cm. Se pueden cultivar durante todo el año, protegiéndolas de las heladas. También se pueden cosechar en invierno luego de 3 meses.

Rábanos: Se deben plantar las semillas a una distancia de 8 cm. entre ellos y a una profundidad mínima  de 15 cm. Se pueden cosechar luego de 2 meses desde la fecha de su siembra.

Betarraga: Sus semillas se deben sembrar a fines de primavera (fines de noviembre o inicios de diciembre) a una distancia de 25 cm. entre ellas y a una profundidad mínima de 25 cm. Necesita estar a semi sombra,  tener un suelo húmedo  y fértil.

La siembra se realiza en tierra directa. La cosecha se puede realizar a partir de los 3 a 4 meses desde la fecha de su siembra.

Cebolla: Necesitan suelos fértiles y bien drenados, no se recomienda sembrar las semillas en suelos arcillosos o arenosos. Se deben plantar a una distancia de 15 cm. entre ellas y a una profundidad mínima  de 20 cm.

Se cosecha después de 4 meses desde su siembra en tierra directa. Necesita estar a pleno sol y no necesita de riego abundante. De hecho, se recomienda suspender el riego 20 días antes de su cosecha.

Papas: Necesitan plantarse a pleno sol y que el suelo siempre se mantenga húmedo. Se dan  bien en suelos con pH sobre 4,6.  La mejor forma de reducción de papas, es usando los brotes del mismo tubérculo, además de semillas. Se deben plantar a una distancia de 50 cm. entre ellas y a una profundidad mínima de 30 cm.

 La siembra de papa se hace por semilla, en tierra directa y tarda de 65 a 100 días en estar lista para la cosecha. Se puede comenzar a recolectar después que la planta haya florecido.

CULTIVO DE FRUTOS

Este tipo de cultivo se refiere a que la parte comestible de la planta es principalmente su fruto.

 Zapallos: Se debe sembrar primero las semillas en almácigo y luego pasar a tierra. Demora 4 meses aproximadamente en estar listo para la cosecha. Como es un fruto de exterior, podrás guiarte por el estado visual del zapallo. Necesita tierra con mucho humus y compost, debes plantarlo a pleno sol y riego abundante. Una vez que el zapallo vaya creciendo y esté por tocar el suelo, debes poner algo que evite el contacto directo (plato, plástico, etc.) para evitar que se pudra la sección que estaría en contacto con la tierra. Se deben plantar a una distancia de 120 cm. entre ellos y a una profundidad de tierra mínima de 40 cm.

Choclo: Siembra las semillas directo en la tierra, puedes hacerlo durante toda la primavera. La cosecha se podrá realizar de 4 a 6 meses después de la fecha de la siembra y debes estar atento a la maduración de los choclos. Necesitarás tierra bien drenada y con abundante materia orgánica. También debes tener mucho sol y riego durante los 4 meses de crecimiento. Se deben plantar a una distancia de 40 cm. entre ellos y a una profundidad mínima de 40 cm.

Melón: Es ideal plantar las semillas a fines de la primavera y necesita ser plantado en almácigo, para luego pasarlo a la tierra directa. Necesita suelos ligeros y  ricos en humus. Se debe cultivar a pleno sol y con bastante humedad, evitando los encharcamientos de agua. Al igual que el zapallo, debemos evitar el contacto directo del fruto con la tierra húmeda o podemos provocar la pudrición de una sección del melón. Debes limpiar las posibles malezas, ya que la competencia los perjudica.  Se deben plantar a una distancia de 120 cm. entre ellos y a una profundidad mínima de 30 cm.

Tarda 4 meses en estar listo para la cosecha.

Tomate: Se siembran las semillas en almácigo a inicios de primavera. Fines de septiembre, es una muy buena época para comenzar la preparación de almácigos. Luego de 2 meses se puede pasar la planta a suelo natural o maceta. Los tomates tardan 3 meses aproximadamente en estar listos para ser cosechados. Necesitan suelos muy nutritivos y pleno sol, por lo menos 6 horas diarias.

El riego debe ser abundante, en intervalos de 3 o 2 días aproximadamente. No debes mojar las hojas ni los frutos para evitar la aparición de hongos. La planta del tomate es trepadora, por lo que debes construir alguna estructura que guíe a la planta en su desarrollo. Lo recomendable es crear una mata de tomate más compacta que dispersa, ya que dará más frutos. Se deben plantar a una distancia de 60 cm. entre ellas y a una profundidad mínima de 40 cm.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *