Podar un viejo árbol frutal? cómo rejuvenecer los viejos árboles frutales?


Te mudas a una nueva casa y viene con un jardín lleno de árboles frutales plantados por los antiguos dueños.

Si éstos no fueron podados y mantenidos adecuadamente a lo largo de los años, los árboles podrían ser enormes moles desordenadas con poca o ninguna fruta para ofrecer.

Restaurar árboles frutales viejos a menudo es posible con mucha paciencia y un poco de conocimiento.

Sigue leyendo para obtener consejos sobre cómo rejuvenecer los árboles frutales viejos.

Cómo podar árboles frutales viejos

Algunos árboles frutales son más fáciles de restaurar que otros, por lo que deberás investigar y consultar qué tipo de árboles tienes antes de decidir el curso de acción.

Por ejemplo, los árboles de manzana y los perales son los más fáciles de trabajar.

El rejuvenecimiento de los árboles frutales también es posible con los cerezos , pero los expertos no recomiendan rejuvenecer los árboles de albaricoque y de durazno que estén muy descuidados .

Rejuvenecer un viejo árbol frutal

El rejuvenecimiento de los árboles frutales es en gran parte una cuestión de poda cuidadosa y selectiva.

Espera hasta que el árbol entre en reposo y todas sus hojas hayan caído para comenzar a rejuvenecer los árboles frutales viejos.

Restaurar estos árboles frutales viejos descuidados e improductivos no va a ser un proceso rápido.

Te tomará al menos tres años de poda juiciosa para hacer bien el trabajo.

Si intentas revivir un árbol frutal viejo con una poda severa, es muy probable que lo mates.

Cómo rejuvenecer árboles frutales viejos

  1. El primer paso es podar todas las ramas muertas y dañadas.
  2. Probablemente el árbol esté cubierto de ramas, es posible que necesites una escalera para llegar a la parte superior de la copa.
  3. Corta todos los brotes de la base del árbol también.
  4. Después de eso, dirije stu atención a la altura del árbol y determina cuánto desea eliminar.
  5. Un árbol de más de 6 metros de altura puede podarse hasta 2 metros aproximadamente el primer año, pero no solo cortes las ramas a la mitad.
  6. En cambio, cuando estés rejuveneciendo árboles frutales viejos, baja la altura cortando las ramas principales a una altura donde se asomen brotes laterales vigorosos.
  7. Deja que entre el sol en el tercio superior de los árboles eliminando las ramas que se cruzan y las ramas débiles.
  8. Comienza la poda del segundo año en el verano, En este caso deberás eliminar los brotes nuevos vigorosos que salgan de la parte superior del árbol.
  9. Deja sólo los brotes inferiores, ya que el objetivo del rejuvenecimiento de los árboles frutales es hacer que el árbol produzca nuevos brotes productivos en la sección inferior.
  10. Durante el invierno del segundo año, baja la altura del árbol otros pocos metros si fuera necesario. También puedes acortar las extremidades para que entre más luz a las ramas más bajas.
  11. Durante el verano del terceraño, recorta aproximadamente la mitad de los brotes superiores más vigorosos.
  12. Ese invierno, sigue acortando ramas externas.
  13. Al final de este período, las ramas de su árbol deben estar disponibles para recoger fruta.

Fuente: www.cosasdeljardin.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *