Más ideas para vivir SIN plástico este 2020 (de forma FÁCIL)


Hoy en día, vivir sin plástico parece una utopía. Diría que el plástico es un material muy barato, porque todo ha sido sustituido por cosas de plástico:

  • Bolsas de plástico,
  • ropa de plástico (mira tus prendas y verás que el porcentaje de acrílico ha incrementado),
  • cubiertos de plástico,
  • envoltorios de plástico,
  • sillas,
  • muebles,
  • recipientes…

Si bien hace tiempo se pensaba que el plástico es un material limpio, seguro, y adecuado, se ha demostrado que no es así.

Sabías que… ¿una botella de plástico puede tardar 500 años en degradarse (desaparecer del planeta)?

El plástico empieza a ser un problema grave. No sólo en nuestros mares y océanos, también en el cambio climático, y en nuestra vida diaria.

Cuando se degrada el plástico, se descompone en micro plástico. Estos son todavía más peligrosos, pues acaban en el océano, donde los peces lo ingieren. Desgraciadamente, parte de esa basura vuelve a nosotros en forma de pescado (u otros alimentos).

Aquí van unos simples consejos para que tú también puedas aplicarlos y al menos reducir el consumo de plástico.

Mira alrededor en tu casa y cuenta cuantas cosas NO tienen plástico (si cuentas las de plástico la lista puede ser interminable).

Ojo!  No te alarmes ni decidas tirar todo a la basura de forma inmediata. Lo que tienes, ya tienes. Ya lo reemplazarás cuando llegue el momento.

Recuerda que las normas para crear menos basura son: 

REDUCIR – REUSAR – RECICLAR

No te dejes influenciar por la “moda de vivir sin plástico”, tires todo, y compres cosas nuevas de otros materiales.

De esa forma, también perjudicas al planeta tierra.

Es tan importante reducir el consumo de plástico como ser consciente de los residuos que generamos.

De media, una persona genera 1,5 kilos de basura al día. Imagina por un momento la cantidad de residuos que hay que gestionar en el área donde vives… Alucinante, ¿verdad?

El mejor camino hacia el zerowaste es cambiar progresivamente las cosas que ya tienes por otros materiales y dejar de consumir productos desechables ( de usar y tirar).

¿ Es el momento de cambiar el cepillo de dientes ? Pásate al de bambú.

¿ Necesitas llevar pañuelos en tu bolso? Vuelve a los pañuelos de tela, son mucho más versátiles (y más respetuosos con el medio ambiente) que los kleenex.

También deberías tener en cuenta que vivir sin plástico 100% (conocido como zero waste) es prácticamente imposible en nuestra sociedad.

Tendrás momentos donde sin darte cuenta el producto te lo darán con plástico.

¡Cuántas veces me dieron un vaso con cañita de plástico sin pedirla! Hasta que aprendí a indicar, en el momento adecuado (cuando pides la bebida) qué no quiero una cañita/pajita/pitillo.

Al principio, la situación me estresaba un poco, pero comprendí que mientras hagamos todo lo que podamos, no podemos culpabilizarnos de las actuaciones. Tampoco podemos responsabilizarnos de lo que hacen los demás, pues está fuera de nuestro control.

De hecho, hay muchas situaciones en la vida que no podemos controlar.

Recuerda:

Debes pasarlo bien viviendo con menos plástico y no dejar que la enormidad del problema de plástico te venga abajo.

  1. Compra la fruta en fruterías locales
  2. Llevar tus propias bolsas cuando vayas a comprar

Acuérdate de llevar tus bolsas cuando vayas a comprar para no tener que comprar bolsas nuevas.

Y rechaza todas las bolsas de plástico gratuitas que puedas que te intentan dar en supermercados y tiendas.

Si vas a comprar en auto es muy fácil. Deja unas cuantas bolsas siempre en el maletero.

Y si vas a pie, pues lleva siempre a mano una bolsa de tela dentro de tu bolso.

Las bolsas de tela son muy resistentes. Muchas bolsas de tela tienen incluso un diseño bonito.

  1. Bebe agua de la llave

Compra un filtro estacionario o un filtro en botella

  1. Lleva un vaso reutilizable para el café de las mañanas
  2. Jabón y champú en formato sólido

Hoy en día hay muchas marcas de jabones sólidos. Incluso hay champús.

Los champús y jabones sólidos son perfectos para viajar .

  1. Cepillo de dientes de bambú

Cuando sea el momento de cambiar tu cepillo, busca uno de bambú en lugar de plástico.

  1. Cosas de chicas

En el tema menstruación también se puede ahorrar muchísimo plástico.

 Un producto muy útil es la copa vaginal, que está elaborada de silicona.

Sí, es de silicona, pero utilizarás la misma durante unos 5 años.

El tema de aplicarla es bastante fácil, tan solo se necesita práctica.

  1. Conserva comida en potes de vidrio

 Si quieres eliminar el plástico pero no invertir dinero, reutiliza los potes de vidrio que tienes por casa

  1. Utilizar moldes de acero inoxidable

En lugar de moldes de silicona, utiliza los moldes de acero inoxidable que usaba tu abuela (y seguramente rondan por casa).

Lo moldes de aluminio no son tan fáciles de desmoldar como los de silicona. Por eso, escoje moldes desmontables.

Los moldes de acero inoxidable, puedes también utilizarlos no solo para repostería, queda muy bien poner algo de fruta o incluso frutos secos para la ensalada, algunas salsas o dips…23. 

10.-Pide tus bebidas sin pajita 

Es muy fácil llevar tu propia  de acero inoxidable o bambú contigo a todas partes. Si no puedes dejar de beber sin una, invierte en una pajita de aluminio que pueda ir contigo a todos lados. 

  1. Cuidado con la ropa

Algo donde caemos muchas las chicas: comprar ropa en cantidad desmedida y sin fijarnos en las composiciones de la prenda.

La ropa suele estar hecha de origen animal, vegetal o incluso de plástico reciclado (como el poliéster). Normalmente estos productos suelen viajar muchos kilómetros antes de llegar a las tiendas e incluso se utilizan tintes muy contaminantes para el medio ambiente.

Hay gente que recomienda comprar ropa de tejidos orgánicos, como el algodón.

El problema del algodón es que necesita mucha agua y normalmente proviene de países lejanos, que luego viajan a un segundo país, también situado lejos donde se fabrica la ropa y, por último llega a un tercer país dónde la compras.

Esto implica un impacto ambiental enorme. Si tenemos en cuenta el uso de los tintes y otros químicos en la ropa (por eso los países productores están situados en países con pocas restricciones y regulaciones en temas de derechos humanos y contaminación) no es una buena solución.

Entonces, ¿Qué hago? Lo primero: intenta no consumir mucha ropa! 

  1. Compra en tiendas sin plástico

Hay muchas tiendas a granel donde se puede comprar sin plástico. Las primeras que vienen a mi cabeza son las herboristas. En ellas, encontrarás infusiones, e incluso algunas han añadido frutas, verduras, plantas a sus estanterías.
También las tiendas a granel han surgido en muchos sitios. Lleva tus tarros de   y rellénalos con los productos. Normalmente te pesaran el recipiente para marcar la tara en la báscula y así calcular lo que has consumido real

¿Cómo encontrar tiendas a granel alrededor de dónde vives?

Busca en google:

  • productos a granel + ciudad
  • vivir sin plástico tienda + ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *