Cómo cultivar Lavanda


La lavanda, también conocida como espliego, se da en variedades, cuyos nombres científicos  Lavandula officinalis, Lavandula vera, Lavandula agustifolia, es una planta  aromática y medicinal, que atrae polinizadores,  y que debería ser siempre parte de nuestra huerta y jardín .

Aquí les indicamos como cultivarla.

Semillas:

Las semillas de la Lavanda son muy pequeñas y en almacigo no tiene muy buena germinación. Consigue o compra semillas naturales u orgànicas. Si eres huertera o huertero nuevo, mejor compra la plantita en un vivero certificado.

¿Almacigo o siembra directa?

Almacigo a finales de la primavera y principios de veranos. Al voleo, ya que la semilla es muy pequeña.

También es posible propagarla por cortes de poda  de 10 a 15 cms, cuidando de enterrar  al. menos 2 nudos para que enraizen.

Trasplante:

Trasplante a maceta o suelo al lugar definitivo cuando las plántulas midan al menos 5 cms.

Tipo de suelo:

Tolera cualquier tipo de suelo pero se da mejor en  los terrenos  arenosos, ricos en materia orgánica, fértiles, permeables y húmedos

Donde plantarla.

Al  sol.

Riego

Moderado para mantener la humedad, en especial durante el verano.  En invierno solo regar cuando es suelo este seco.

Plagas y enfermedades

Cochinilla blanca

las larvas de un tipo de dípteros (mosquitas pequeñas) conocidos como cecidómidos se aprecian cuando los tallos se secan

Cochinilla blanca
Mosquitas
mosquitas
Mosquitas
pulgones
Pulgones

Poda

La lavanda se poda 2 veces, en invierno, cortar las ramas secas. Y al inicio de la primavera, chapoda, darle forma.

Cosecha: 

La cosecha de la lavanda  se realiza desde que empieza la floración hasta finales del verano. Lo ideal es recoger las flores poco antes que se abran porque es cuando dan más perfume. .

 Secar en manojos en lugares aireados y oscuros. Una vez secas, las flores se usan para aromatizar cajones y closets.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *