Caléndula – Propiedades y usos medicinales


La caléndula –Calendula officinalis– es una conocida planta de jardinería de origen incierto. Es una planta muy resistente, soporta bien tanto la sequía como las heladas, pero necesita estar instalada en una posición soleada. 

De la caléndula se aprovechan con fines medicinales sus capítulos florales, que se deben cosechar cuando están en plena floración y, si es posible, en las primeras horas del día tras la salida del sol.

Propiedades medicinales

Uso externo

  • En quemaduras no muy graves, escaldaduras y roces, reduce la inflamación y favorece la regeneración de la piel. Se aplica en infusión, oleatos, cremas, pomadas que la incluyan.
  • Sobre granos, urticarias y para tratar el acné juvenil.
  • Sobre eccemas secos, forúnculos y abscesos.
  • En dermatitis atópica, incluida la que afecta a los bebés, irritación del pañal, pieles alérgicas.
  • En dermatitis exfoliativas, con descamación generalizada de la piel, a veces con prurito e hinchazón, enrojecimiento cutáneo.
  • Supone un apoyo a considerar en el tratamiento natural de la psoriasis, para atacar algunos de sus síntomas.
  • En picaduras de insectos, la caléndula actúa como antiinfecciosa y antiinflamatoria.
  • En hematomas y golpes, rebaja la hinchazón y alivia el dolor. Se aplica en forma de compresas empapadas o en baño parcial.
  • Planta amiga de los excursionistas, la caléndula se indica para tratar cortes, rasguños, ampollas y torceduras, aplicada en compresas empapadas de la infusión o la tintura. 
  • Sobre pieles irritadas, envejecidas, castigadas por el sol y por el paso del tiempo.
  • En heridas superficiales, sangrados leves, llagas y úlceras de la piel, aporta su poder antihemorrágico y cicatrizante.
  • Sobre labios resecos y agrietados.
  • Combate la infección por hongos, la micosis en manos y pies, como el pie de atleta, y la candidiasis.
  • Se ha usado de forma tradicional para eliminar las verrugas.

Uso interno

Antinflamatorio

Esta planta, la caléndula, también actúa como antiinflamatorio, como publicó el Indian Journal of Experimental Biology en 2009. Por ejemplo, puede aliviar el dolor de los juanetes producida por la inflamación de la bolsa sinovial o los dolores reumáticos. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas ayuda en caso de hematomas y golpes.

También ayuda a calmar las picaduras de insectos debido a sus propiedades antiinflamatorias y anti infecciosas. O hasta a calmar las irritaciones de garganta.

Mejora la circulación

La caléndula es una planta rica en flavonoides que ayuda a mejorar el sistema circulatorio y regula los ciclos menstruales de la mujer. Es un remedio contra el dolor menstrual debido a su poder antiespasmódico y también ayuda a regular la producción de estrógeno.

Mejora la digestión

La Caléndula ayuda a calmar la indigestión y la gastritis, y además es recomendable para las úlceras de estómago debido a sus propiedades antiinflamatorias. También se considera un  remedio natural para prevenir náuseas y vómitos. 

Depurativa

La caléndula ayuda a eliminar las toxinas que se van acumulando en el organismo. Esta desintoxicación beneficia a todo el cuerpo, en especial al sistema digestivo y linfático. También favorece al correcto funcionamiento del hígado.

Formas de preparación

Crema casera de Caléndula

En este video verás cómo se prepara de manera artesanal y casera la crema o pomada de caléndula:

Infusión de Caléndula y cómo prepararla

Para uso interno la única manera en la que podemos ingerir la Caléndula es a través de infusión.

Son muchas las utilidades de esta infusión, pero por ejemplo, para la regla o periodo menstrual, como dijimos antes la manera para que sea efectiva es preparar y comenzar a consumir desde una semana antes de la misma y una vez al día. Las proporciones son una cucharada por cada vaso de agua. Es muy efectiva mezclada con artemisa o salvia.

 

Para los problemas de estómago, como la gastritis y las úlceras, la proporción es la misma, una cucharada por cada vaso de agua, pero la tomaremos dos veces al día después de la principales comidas.

Aceite de caléndula casero (Oleato)

Para preparar el aceite de caléndula casero vamos a macerar durante 30 días y sin luz directa,  2 cucharadas rasas de pétalos de la flor de la planta con ¼ de litro de aceite de almendras u otro aceite prensado en frío. Si van a hacer más, ½ por 4 cucharadas, etc. 

Se debe poner primero las hojas, en el recipiente de cristal (puede ser un frasco, un vaso o una botella) y luego añadimos el aceite. Es muy importante no tapar durante este proceso con una tapa metálica o de plástico, sino mejor con corcho, madera o trapo. Mejor si es tapa de vidrio.

Agitar cada dos días.

Al final del proceso, colar y almacenar.

Lo mismo procede para hacer tintura. Se hace en base a alcohol comestible (vodka, pisco, etc) hasta 45 grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *