Aloe Vera – Propiedades medicinales y usos


Antecedentes históricos

Se desconoce el lugar de origen del aloe, como posibilidad aparece las regiones de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, el Sudán o la Península Arábiga.

Hoy podemos encontrar la planta cultivada o asilvestrada en el norte de África, desde Marruecos hasta Egipto, en Oriente Medio, en Asia – especialmente en la India – en todo el sur del Mediterráneo, en Madeira, Cabo Verde y las Islas Canarias.

Se encuentra en América Central y del Sur, especialmente en las Antillas, Puerto Rico, Jamaica, México y en la precordillera andina, donde también se puede encontrar en estado silvestre.

Desde el siglo XVI antes de Cristo, escrituras egipcias y, posteriormente la Biblia, hacen mención a esta planta. Se dice incluso que el filósofo Aristóteles persuadió a Alejandro Magno para que conquistara la isla de Sócrotora, con el propósito de obtener suficiente cantidad de aloe para la curación de las heridas de sus soldados.

Los árabes, grandes amantes de la planta, lo llevaron en sus campañas y, al finalizar la reconquista, dejaron extensas plantaciones en la Península. Se trató de cultivar en el norte de Europa, donde la planta no resistió el frío del invierno. La dificultad para la conservación de la planta hizo que se olvidaran sus virtudes y cayó en el olvido sustituido por otros remedios. Se continuó, no obstante, comercializándola en polvo.

“Durante los veinte años que estuve tratando a mis pacientes con aloe, me di cuenta de que había muchas enfermedades descritas por los médicos de la antigüedad que desaparecían rápidamente cuando se administraba aloe en forma de gránulos o de polvo. Por ello, los resultados tan buenos que siempre he conseguido me permiten citar el refrán de Roger Bacon: “¿Queréis vivir tanto tiempo como Noé? ¡Entonces, debéis tomaros algunas pastillas de aloe!”

François Vincent Raspail (1794-1878). – Químico, fisiólogo, médico, naturalista – Uno de los fundadores de la teoría celular en Biología.

Según la antroposofía, en la planta de Aloe (planta del elemento acuático) se libra una lucha entre la luna y el sol – siendo su característica principal la tensión entre lo eterice y lo astral. Lo especial de Aloe es su capacidad de organizar el agua, preservar lo vivo y multiplicarlo (numerosos esquejes), a pesar de unas circunstancias adversas como calor, viento, sequedad. Gracias a su dura piel externa y su complejo sistema de venas interiores, la planta Aloe consigue de forma magistral proteger su sustancia acuosa de la evaporación y mantenerse así viva.

 

Qué contiene en general

Contiene vitaminas A, del grupo B, C, mucílagos, minerales, taninos, aceites, ácidos grasos (oleico y linoleico), aminoácidos,

Para qué se usa

  • Posee acción antiinflamatoria
  • Tiene la propiedad de regenerar las células de la piel
  • Tiene acción digestiva
  • Tiene efecto depurativo.
  • Favorece la regeneración de tejidos internos
  • Elimina hongos y virus
  • Regenera las células de la piel
  • Tiene efecto analgésico.
  • Protege el sistema inmunitario

Además de poseer multitud de propiedades beneficiosas para nuestra salud, el Aloe Vera es capaz de absorber elementos tóxicos derivados de materiales de PVC, pinturas, esmaltes, etc.

Formas de uso

  • Uso interno 

Por sus propiedades antiinflamatorias son utilizadas en casos de inflamación por acidez gástrica, gastritis y úlceras gástricas, o en casos de intestino irritable leve.

Preparado:

Licuar una cucharada de gel en una taza de agua y tomar después de cada una de las tres comidas principales.

 

  • Uso externo

Por sus propiedades es utilizada para disminuir la hinchazón y reducir el dolor de picaduras de pulgas, garrapatas, mosquitos u otros insectos; y ayuda a reducir la inflamación causada por hematomas, heridas superficiales o quemaduras.

Preparado:

Licuar 200 gramos de gel con 500 mL de alcohol y 500 mL de agua y mantener en refrigeración por una semana.

Contraindicaciones

El uso de aloe vera o sábila  no está recomendado en el embarazo, ya que pueden estimular la contractibilidad uterina.

Tampoco deben tomarlo las mujeres en época de lactancia, ya que el efecto laxante del aloe se transmite a través de la leche materna al bebé.

Fuentes:

https://www.aloveria.com/es/content/15-historia

https://www.aloe-medical-group.com/es/aloe-vera/historia.html

https://www.lanzaloe.com/es/el-aloe-vera/

https://www.ecoagricultor.com/propiedades-y-usos-del-aloe-vera/

https://www.remediospopulares.com/contraindicaciones-del-aloe-vera.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *